sábado, 23 de julio de 2016

Blog Trip #huevotoro2016

Un año más, y con la entrada del verano en el Guadalhorce GDR  comienza las actividad del tomate, y en particular el  huevo  toro, trabajan para y por  el cultivo y formación a quienes producen estos deliciosos tomates huevo  toro.
Durante los meses de verano, el tomate es el gran protagonista del Valle del Guadalhorce, el clima, el suelo y la sabiduría de los agricultores hacen que el Valle sea el lugar ideal para el cultivo del tomate.

 

Comienza el día con un desayuno en el Restaurante Las Alberquillas, en la Ctra. de Coín, tomamos contacto con los asistentes al blogtrip.


 Terminado el desayuno y las presentación nos ponemos en marcha, la primera visita la Finca de José Pacheco y María Florido (Cortijo Los Torres)
José Pacheco y María Florido propietarios de la finca, nos van explicando todo el proceso que lleva el cultivo del tomate huevo toro, desde su plantación hasta su producción pueden pasar mas de 100 días, el tomate huevo de toro es una variedad de baja productividad respecto a las variedades híbridas, pero se compensa por la mayor calidad,  mayor concentración de azúcares y minerales, lo que los diferencia del resto de tomates es su sabor, aroma, textura y color.
La planta de tomate huevo toro es de porte alto, necesita mucha mano de obra, labores de poda, destallado y entutorado
El sistema tradicional de entutorado en la zona es el encañado, y nos contaba José que es costumbre de la zona cortar las cañas en la luna de Enero, porque según las tradiciones esas cañas suelen durar más campañas y tiene mayor resistencia, y la planta de tomate huevo de toro por su envergadura necesita un buen soporte.
 
 
José y María cuidan y miman sus tomates, los protegen de los golpes de calor poniendo ramas secas sobre ellos, van seleccionando los tomates que están para su recolección y los depositan a lo largo de los pasillos, para luego ir recogiéndolos, un proceso totalmente artesanal, ya que este tomate por su frágil piel no admite procesos mecánicos.
Nos contaba María Florido que el peso aprox de los tomates oscila entre 300 y 600 gramos, pero que hay tomates que superan los 1.200 gramos, cosa que pudimos comprobar in situ, para nuestro asombro, y que gracias al consumo particular  que  los agricultores del valle hacian del tomate huevo toro, se ha podido preservar las semillas, y hoy podemos disfrutar del mejor tomate huevo toro que existe.
Antes de despedirnos de esta encantadora y hospitalaria pareja que son José Pacheco y María Florido, la foto de familia no podía faltar.
  Segunda parada la finca de Pepe Gallego (Los Llanos de Coín) Padre e hijo nos reciben, dos generaciones dedicadas para y por la agricultura , donde su principal cultivo es el tomate huevo toro, José Álvarez conocido como Pepe el gallego nos cuenta y nos muestra bien orgulloso sus 21.380 matas  de tomate, además de informarnos que él fue el primer reproductor Huevo Toro a principio de los 90. Vimos que también, además del huevo toro tiene sembrado el tomate de pera samarcanda que para nuestro gusto es el mejor para el gazpacho y porra antequeran.
 
Dicen que una imagen vale más que mil palabras, y aquí la muestra, una mata de tomates dañadas por un golpe de calor que hemos tenido estos días, al lado y fuerte y vigorosa.
 Llegó el momento de abandonar los campos, no sin echar una mirada atrás y comprobar la maravillosa huerta que tenemos, y  conocer de primera mano el trabajo de los agricultores para valorar más el productos que llevamos a nuestras casas.


  Llegó otro de los momentos deseados del día, la cata de las distintas variedades de tomate  a cargo de Paco García del Restaurante El Lago de Marbella, en el mercado agroalimentario de Coín
 
Paco nos fue desgranado paso a paso las caracteristicas de los diferentes tomates de la cata, por grados de maduración, y por tecnicas de cultivo.
El tomate huevo  toro es de forma acorazonada o achatada, su intenso color rojo se debe al alto contenido en licopeno, con pequeñas estrias, con pocas semillas y un corazón muy carnoso su  textura es suave,  carnosa y húmeda con un equilibrio perfecto de acidez-dulzor con aromas ligeros y frescos.
Sabeis que  el tomate se debe cortar en gajos, ya que no tiene el mismo sabor la punta, el centro o la parte del tallo,  eso se debe a que la maduración del tomate no es igual debido a  la exposición al sol.

Hasta aquí os hemos contado todo lo que hemos visto, oido y catado sobre el tomate huevo  toro, el mejor tomate del mundo, al menos para nosotros, y como bien dice Paco Garcia  del Restaurante El Lago
Si quieres comer tomate huevo  toro tienes que venir a Málaga.
ahhh y recordar que el verdadero tomate huevo toro lleva su sello de identidad,  que  certifica  que  está cultivado al aire libre, y solo en temporada.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario